Regalo de Película

Hace algunos años la celebración de Halloween dejó de ser una fecha de solo salir a pedir dulces para convertirse en todo un evento el cual se planea con tiempo. Hoy en día es más divertido y seguro para muchos padres y sus hijos, planear una fiesta en casa que salir a recorrer las calles en la noche. Si estás planeando una fiesta de halloween para tus hijos y quieres que todos la recuerden por años, presta atención a los juegos que te recomendamos para una noche divertidísima.

Antes de iniciar te recomendamos que dividas la cantidad de niños por grupos para que jueguen en equipo y vayan sumando puntos. Puedes ponerles manillas de colores de halloween para diferenciar los grupos y ponerlos a elegir el nombre de su equipo en motivos fantasmagóricos.

1. Adivina el fantasma: Los niños deben salir a esconderse, en el camino seleccionas a uno de los jugadores lo tapas con una sábana blanca y le pides que cuando todos lleguen empiece a actuar como fantasma: “Wuuuu, wuuuuu”, los demás niños deben adivinar quien es el personaje. Quien adivine, gana un punto para su equipo.

2. Tumbas musicales: El mismo juego de “la silla vacía” pero en tema de halloween. Envuelve tus sillas en plástico negro y dibuja letreros a manera de epitafios, decóralas con arañas y telarañas de ambientación y por música pon temas de películas de terror. Pon a sonar la música y que los niños bailen como zombies al rededor. Cuando la música se detenga, el primer niño en quedar de pie sale y el punto se le da al equipo del niño ganador.

3. “En busca de los ojos perdidos”: Pinta algunas bolas de icopor como si fueran ojos y escóndelas por la casa, invita a los niños a que salgan a buscarlas y quien traiga la mayor cantidad, será el ganador. Determina el tiempo para esta actividad, por ejemplo, el equipo que más ojos perdidos recupere en 20 minutos.

4. Ojos gelatinosos: Haz una mezcla de gelatina ya preparada y agrega yogur. Mezcla los ingredientes en un recipiente hondo y agrega una canica y otros elementos par distraerlos como insectos de plástico. Los equipos deben escoger a un integrante para que con los ojos vendados introduzca su mano en el recipiente y busque la canica que debe ser pequeña. Debes tener a mano un cronómetro antes de iniciar y tomar el tiempo que se demora el niño en encontrar la canica. El participante que la encuentre en el menor tiempo posible, se lleva el punto para su equipo.

5. La telaraña: para este juego necesitas muchos metros de lana preferiblemente en colores de halloween y aquellos grupos envíen a un representante. Reúne a los elegidos en el centro de la habitación y empieza a pasar la lana por debajo de las mesas, al rededor de las sillas, enredándola sobre objetos firmes y que no sean corto punzantes de manera que se forme una gran telaraña. Al dar el inicio, los niños deben ir pasando por encima o debajo de las telarañas para llegar a la salida que les indiques. El primer niño en salir se lleva el punto para el equipo.

6. ¿Quién soy? Escribe en papel diferentes palabras relacionadas con halloween como momia, zombie, murciélago, etc en trozos de papel y pégalo en la espalda de cada niño sin que este vea la palabra. Los otros niños del equipo deben darle pistas para que adivine y poner el cronómetro en marcha. El primero en adivinar, se lleva el punto para el equipo.

¿Te gustaron estas ideas? Compártelas y alístate para que tus hijos tengan la mejor fiesta de Halloween este año.

FacebookTwitter